lunes, 25 de marzo de 2013

Se queda ciego de hacerse pajas.

Por Carlitos Macondo

Federico Salmorejo, un joven cordobés de 29 años ha perdido completamente la visión en ambos ojos tras haberse masturbado.

Sucedió el pasado domingo cuando Federico Salmorejo, un cordobés empresario de hostelería se estaba masturbando viendo la tele cuando empezó a notar cómo perdía la visión.
"Llegué cansado del bar", nos comenta, "...y después de cenar me puse a ver Gandía Shore y yo, que me estaba rascando los huevos en ese momento, al ver un par de chonis en tanga como que me llamó la atención y empecé a 'darle a la zambomba' un rato".

En esos momentos empezó a notar como perdía visión "...pero pensé '¡Esta la acabo!' y estuve dale que dale hasta acabarla, pero para cuando terminé ya no pude ver si me había limpiado con la manga de la camisa o con la funda del sofá".

Jesús de la Mano Fría, jefe de urología del Hospital Reina Sofía nos recuerda que "es harto conocido que si te tocas te puedes quedar ciego, no lo recordamos más porque damos por hecho que todo el mundo lo sabe".

Federico Salmorejo ahora tiene que acudir a cursos de adaptación de la O.N.C.E. pero siempre con una sonrisa: "Ahora ya no me puede pasar nada".

0 comentarios:

Publicar un comentario